Diálogo Mediterráneo
Entrevista a Pedro Martínez-Avial, Director General de Casa Árabe

Pedro Martínez-Avial, General Director of Casa Árabe
Pedro Martínez-Avial, General Director of Casa Árabe

Casa Árabe es uno de los socios estratégicos de FNF en España y el centro estratégico en las relaciones de España con el mundo árabe. Un punto de encuentro donde los distintos actores e instituciones, privadas y públicas, del ámbito de la empresa, la educación, el mundo académico, político y cultural, dialogan, interactúan, establecen líneas de cooperación y emprenden proyectos conjuntos. Hoy tuvimos la oportunidad de entrevistar a Pedro Martínez-Avial, Director General de Casa Árabe. 

“El Proceso Euromediterráneo de Barcelona es un foro muy adecuado para llevar a cabo el diálogo y la cooperación necesarios”.

Pedro Martínez-Avial, General Director of Casa Árabe
Pedro Martínez-Avial, General Director of Casa Árabe

En el marco del 10° aniversario de la Primavera Árabe ¿cuáles son en su opinión, los mayores desafíos para la UE en la región mediterránea?

En el mundo cada vez más interrelacionado de nuestros días, cuanto acontece en los países del sur del Mediterráneo es de importancia capital para los países de la UE.  Nuestra seguridad, nuestra economía, nuestro medio ambiente o la consecución de una inmigración ordenada, son algunos de los importantes desafíos que enfrenta la UE que dependen en gran medida de la situación de nuestros vecinos del sur.  Así pues, las razones para colaborar con estas naciones, para que la UE se interese en lo que ellas suceden, no se basan solo en la solidaridad y en el humanismo que inspira los valores de la Unión Europea, sino en los importantes intereses que la Unión tiene en esta región del mundo a los que no puede desatender.

Las llamadas “Primaveras Árabes” constituyen una reacción espontánea de los pueblos de algunos de estos países reclamando una mayor justicia social, el fin de la corrupción rampante que asola a muchos países de la región y reformas políticas que hagan posible el alcance de sus reivindicaciones.  Se trata pues de aspiraciones justas y oportunas que pondrían a estos pueblos una buena base para avanzar en la senda del desarrollo. Por el contrario, creo que la perseverancia en los errores del pasado, contestados por los manifestantes, no conducirá sino a aumentar la situación de explosividad que ha dado pie a las actuales revueltas.  Es de destacar que, pese al pesimismo de muchos expertos a lo largo de estos diez años con respecto a los resultados de las “Primaveras Árabes”, el espíritu de las mismas, lejos de haber desaparecido, sigue muy presente en los pueblos árabes, como demuestra la vitalidad de las revueltas en Argelia, en Irak, en Sudán o en Líbano, y las reivindicaciones de numerosos opositores en varios de estos países.

Por las razones aquí apuntadas, creo que la UE debería apoyar los procesos de reformas reclamados por buena parte de la población de estos países, apoyando a los respectivos gobiernos para que avancen en esa dirección.  El marco ofrecido por el Proceso Euromediterráneo de Barcelona, con sus programas de cooperación regional, es un foro muy adecuado para llevar a cabo el diálogo y la cooperación necesarios.

Casa Árabe, Madrid
Casa Árabe, Madrid.

¿Cuáles son las principales iniciativas que se están llevando a cabo por parte de Casa Árabe para promover el diálogo en los países del Mediterráneo?

Casa Árabe actúa en dos direcciones:

  • Dando a conocer la realidad de estos países en todas sus dimensiones, política, económica, cultural, social, etc. Esta es nuestra principal actividad y con ello despertamos el interés y llamamos la atención de nuestro público sobre cuanto en ellos ocurre.  Esto es importante pues gracias a nuestra labor, numerosos ciudadanos,  se interesan por los países árabes y así estimulan la solidaridad y el interés de las instituciones públicas y privadas por estas naciones.
  • Organizando actividades que específicamente promueven el diálogo entre actores de la vida política, social, cultural, económica y académica de los países árabes y de otros países.  Con tal fin, a lo largo del año llevamos a cabo numerosos seminarios, encuentros de diverso tipo, mesas redondas, etc.

Durante los últimos años, Casa Árabe ha llevado a cabo más de trecientas actividades anuales, cifra que el año pasado descendió a doscientas treinta y siete como consecuencia del COVID.

Pedro Martínez-Avial, General Director of Casa Árabe
Pedro Martínez-Avial, General Director of Casa Árabe

España ha establecido un sistema de “Casas”, que constituye un punto estratégico en las relaciones de España con el mundo ¿considera que este modelo de cooperación podría ser una referencia para los demás Estados Miembros de la UE?

Cada país tiene sus propios intereses, tradiciones y formas de colaborar con otras naciones.  La red de Casas española, que integra instituciones públicas, se originó con la experiencia de Casa de América, creada veinte años antes que las demás, que acabó por convertirse en un referente en lo que al continente americano se refiere. Era pues un modelo probado y por tanto de éxito seguro.  A mi entender el modelo funciona particularmente bien cuando las Casas se centran en una región en que un país tenga cuantiosos intereses, es el caso ciertamente de Casa de América y Casa Árabe. Hay otros países, como EEUU o el Reino Unido, que tienen una exitosa red de instituciones privadas muy prestigiosas que realizan funciones similares a nuestra red de Casas con gran éxito. Así pues, como digo, caben distintas fórmulas, que responden a la idiosincrasia de los distintos países, y es por tanto difícil dar consejos o recomendaciones sobre el particular.