Italia
"El panorama político de Italia puede llegar a ser más europeo de lo que ha sido"

Entrevista a Costanza Hermanin, miembro del consejo de PiuEuropa
Mario Draghi
Der neue italienische Premierminister Mario Draghi. © picture alliance / ASSOCIATED PRESS | Andrew Medichini

En una entrevista con Rahel Zibner, Costanza Hermanin, miembro de la junta directiva del partido liberal y proeuropeo PiuEuropa, explica lo que la nueva coalición de gobierno podría significar para Italia. Ella espera una Italia más europea, más abierta. El gobierno de Draghi se mantendrá estable y, sobre todo, llevará a cabo reformas económicas y fiscales atrasadas, dijo Hermanin.

Sra. Hermanin, Italia tiene un nuevo gobierno. Para evitar elecciones anticipadas, el presidente Sergio Mattarella pidió al ex jefe del Banco Central Europeo, Mario Draghi, que formara un gabinete de expertos. La historia de Italia es conocida por los llamados "gobiernos tecnócratas". ¿Qué significa exactamente esto?

El gobierno tecnócrata es un modelo probado en Italia cuando no se encuentra otra opción viable. Desde los años 90, este es ya el quinto gobierno de este tipo, impuesto principalmente durante las grandes crisis financieras. Pero el gobierno de Draghi no es realmente un gobierno tecnócrata. Está dirigido por un primer ministro tecnócrata, pero el gobierno está formado por una amplia coalición de casi todos los partidos políticos del parlamento, además de expertos externos. Sólo la extrema derecha y la izquierda no están involucradas. Así que estamos hablando de un gobierno político dirigido por un tecnócrata.

¿Qué significa esto para el desarrollo del panorama de los partidos italianos?

La fragmentación del panorama partidista, que se traduce en la necesidad de un gobierno técnico para superar la crisis, abre al mismo tiempo nuevos espacios. El centro-izquierda es incapaz de proponer un gobierno creíble. El Movimiento 5 Estrellas está dividiendo al Partido Democrático, que se consume en una lucha interna. Los partidos de derechas, como Forza Italia o la Lega, están en plena ebullición. Por lo tanto, es necesario que los partidos democráticos liberales ocupen el término medio político entre estos dos polos. También podría surgir un movimiento verde. Así que es posible que el panorama político italiano se vuelva más europeo de lo que ha sido.

¿Lograrán los actores liberales unirse y llenar efectivamente el espacio del centro político?

Se unirán por necesidad, porque cada una es demasiado pequeña por sí sola para tener éxito y ser escuchada. También tienen las mismas ideas. Pero los líderes de los partidos no simpatizan. El reto consiste, pues, en sustituir las cuestiones de personalidad por las de fondo. PiuEuropa es miembro de ALDE, los demás actores liberales no. Hay partidos de orientación liberal que se han separado del frente socialdemócrata, como Azione o Italia Viva. Hay que evitar que estos antagonismos se conviertan en un problema político para los liberales en Italia.

Como ha mencionado, el nuevo Primer Ministro entra con un gobierno que abarca casi todo el espectro político, una amalgama de partidos que hasta hace poco parecían irremediablemente enfrentados. ¿Tendrá el gobierno la capacidad de sacar al país de la crisis de Corona?

El gobierno será estable hasta el final de la legislatura en 2023. No obstante, no se descarta la celebración de elecciones ya el año que viene, una vez que el gobierno haya sacado al país de la crisis. Eso implicaría la aplicación de un plan que garantice la famosa inmunidad de la manada y que impulse el crecimiento económico para, al menos, volver a los bajos niveles de los años anteriores. Italia es uno de los países con menor crecimiento económico de Europa. El gobierno aplicará principalmente reformas económicas y fiscales. Este es su mandato. La composición política no permite realizar esfuerzos profundos de reforma. Probablemente ni siquiera se lleve a cabo la tan necesaria reforma de las pensiones o un cambio en la restrictiva e ineficiente política de inmigración. Por lo tanto, consideramos que nuestro papel en este gobierno consiste en incluir en la agenda política cuestiones urgentes como la justicia, la inmigración y la competitividad.

El gobierno anterior cayó como resultado de una disputa sobre el uso de miles de millones de la ayuda prometida por la UE. En su primer discurso como Primer Ministro ante el Parlamento, Draghi destacó la urgencia de las reformas en los sistemas fiscal y judicial, así como en la administración pública. ¿Cómo se puede garantizar que los fondos se gasten de forma eficiente y sostenible?

Italia es el mayor beneficiario de las ayudas Corona de la UE, con unos 209.000 millones de euros. En comparación con el resto de Europa, somos privilegiados y debemos ser conscientes de ello. El gobierno de Draghi nació de la preocupación por el uso adecuado, ya que se necesita una estructura completamente diferente para gastar estos fondos de forma eficaz. Sin embargo, no es suficiente con cambiar a una persona. Espero que la Comisión Europea supervise estrechamente los planes de gasto nacionales. También es necesario que haya mucha confianza. Tengo la esperanza de que lo conseguiremos. El problema es que cada vez que necesitamos hacer algo importante, necesitamos un gobierno tecnócrata. Tenemos que preguntarnos por qué y cómo podemos reformar nuestro sistema político.

¿Por dónde se puede empezar a reformar el sistema político y recuperar la confianza de los ciudadanos?

El Movimiento 5 Estrellas y la Lega se han hecho grandes porque han capitalizado las críticas perfectamente justificadas a la élite política y de gobierno. Esta crítica es compartida por muchos ciudadanos. Esto es algo sobre lo que deberían reflexionar los llamados "partidos mayoritarios", porque siguen teniendo los mismos principios de liderazgo que hace veinte años. La próxima generación debe estar preparada para la política y formar parte de una nueva propuesta política.

¿Cómo se puede impulsar el crecimiento a un país que lleva años estancado y que ahora tiene que hacer frente a la crisis de Corona?

Todo el mundo dice: "Invirtamos en infraestructuras". Pero nosotros decimos: en lugar de invertir en infraestructuras, hay que desmantelar las estructuras que están minando la competitividad del país. Tenemos que tomar medidas para garantizar que no haya monopolios ni privilegios en la transición energética y la transformación digital. Además, hay que abordar los problemas sociales de Italia. Esto incluye la mejora de la situación de las mujeres a través de la educación. Tenemos que conseguir que interrumpir la carrera profesional para tener hijos sea algo normal no sólo para las mujeres sino también para los hombres. La baja tasa de empleo de las mujeres, la discriminación de género o el cambio demográfico son aspectos que no se tienen en cuenta en la política italiana. Una dimensión de la competitividad es también tener una base sostenible en la estructura social en el marco de una economía social de mercado.

Todo esto también está vinculado a la educación, para crear igualdad de oportunidades.

¡Exactamente! Italia es uno de los países europeos que menos gasta en educación e investigación, menos del 1% del PIB. Tenemos que dar prioridad a la formación profesional porque la gente bien formada se va al extranjero. Muchos jóvenes se quedan sin haber terminado la formación profesional, porque abandonan el país incluso antes de graduarse. No hay perspectivas ni empleos para ellos. La educación, en cambio, crea alternativas.

 

 

Costanza Hermanin es miembro de la junta directiva del partido liberal y proeuropeo PiuEuropa, que forma parte de la nueva coalición de gobierno en Italia tras años en la oposición. También es Policy Leader Fellow en el Instituto Universitario Europeo de Florencia.

Rahel Zibner, asistente de proyectos, desde la oficina de Madrid de la Fundación Friedrich Naumann para la Libertad para España, Italia y Portugal, hizo las preguntas.

Bei Medienanfragen kontaktieren Sie bitte

Helena von Hardenberg, Presse und Digitale Kommunikation
Helena von Hardenberg
Press Officer and Deputy Press Spokesperson Foreign Offices
Phone: +49 30 288778-565