Portugal
La Década Socialista

Commerce Square at Lisbon.

Commerce Square at Lisbon.

© Recep Tayyip Çelik. Pexels.

Es frecuente escuchar que el siglo XXI comenzó con el atentado terrorista del 11-S, cuando dos aviones secuestrados se estrellaron contra el World Trade Center de Nueva York. Para Portugal, sin embargo, el nuevo siglo sólo comenzó 10 años después, con la quiebra de 2011 y el posterior rescate proporcionado por el Fondo Monetario Internacional, el Banco Central Europeo y la Comisión Europea.

Una serie de políticas de ajuste socioeconómicamente dolorosas pero inevitables tuvieron que ser emprendidas entonces, por un gobierno de derechas dirigido por los socialdemócratas del PSD. Los cuatro años de su coalición en el poder resultaron ser un punto de inflexión en la historia reciente de Portugal, que condujo a un escenario sin precedentes: una Década Socialista.

Sorprendentemente para todo el país, el gobernante Partido Socialista (PS), que ya estaba en el poder desde 2015, ha ganado las elecciones de enero con mayoría absoluta, habiendo logrado entonces el 41,7% de los votos que se traducen en 120 escaños en el Parlamento, por encima del umbral de 116.

Además, los días siguientes al anuncio de los resultados, el PSD llamó a repetir el voto entre los portugueses emigrados a Europa, lo que provocó dos meses de espera antes de la toma de posesión del nuevo gobierno. Con este movimiento, el PSD consiguió un resultado aún peor que el anterior y entregó a sus rivales del PS otro escaño en el Parlamento.

La victoria aplastante de los socialistas es tan fenomenal que habría que retroceder 40 años en el tiempo para encontrar un resultado más bajo del PSD. Con sólo 77 escaños y sin ningún liderazgo capaz previsible en un futuro próximo, lo más probable es que los socialdemócratas no vuelvan a ser una opción para las próximas elecciones dentro de cuatro años. Hablando de falta de liderazgo, también los democristianos del CDS no pudieron elegir a ningún candidato, habiendo sido expulsados del parlamento por primera vez en su historia.

El lado de la izquierda radical del espectro político también sufrió una debacle. Tanto el Bloco de Esquerda como el Partido Comunista -los dos partidos que habían estado apoyando a los socialistas durante los últimos 6 años- fueron aplastados en estas elecciones: en total, estos partidos tenían 31 escaños combinados y ahora el Bloco obtuvo sólo 5 y los comunistas 6.

En cuanto a los liberales de Iniciativa Liberal, pasaron de 1 escaño a 8, y el partido más radical de la derecha pasó de 1 a 12, siendo ahora el tercer actor político del país. De este modo, Portugal tiene ahora uno de los parlamentos menos fragmentados de Europa, ¡con sólo dos partidos que representan el 85% del total de escaños!

Algunas breves notas sobre el nuevo gobierno. El primer ministro António Costa ha nombrado a una mujer como ministra de Defensa Nacional, por primera vez en la historia, y para Economía a una de las pocas voces independientes, procedentes del sector privado, de todo el ejecutivo, pero que consiguió anunciar un nuevo derecho fiscal en su primer día de mandato. La nueva ministra de Asuntos Exteriores es doctora en Oxford, fue ministra de Defensa y embajadora de la UE en Brasil e India. Curiosamente, la secretaría de Estado de Asuntos Europeos ha sido apartada del ministro de Asuntos Exteriores y llevada directamente al despacho del primer ministro, también por primera vez.

Lector agudo de la dinámica política de su país, Costa ha nombrado a todos sus posibles herederos para el gobierno y, tras confirmar que sus votantes prefieren la estabilidad a las reformas -Portugal tiene una población envejecida, un alto porcentaje de empleados públicos y una economía demasiado dependiente de las subvenciones o de los negocios con el sector público-, lo más probable es que su tercer gobierno consista en la misma receta: gestionar el día a día del poder sin ninguna visión a largo plazo.

Filipe Domingues es Secretario General de IPDAL - Instituto para la Promoción de América Latina y el Caribe- desde 2010, coautor de la biografía del Secretario General de la ONU António Guterres, "O Mundo Não Tem de Ser Assim" / "Honest Broker" (que se publicará en Estados Unidos y Reino Unido en mayo de 2022) y cofundador del Centro de Cooperación en el Ciberespacio.

Con dominio de cinco idiomas, licenciado en Ciencias de la Comunicación y con estudios de postgrado en Relaciones Internacionales y Diplomacia, Filipe Domingues es ponente en conferencias internacionales y analista de asuntos globales para publicaciones, radio y televisión en Europa y América Latina.