Italia
Lo que haga falta para Italia

El gobierno de unidad nacional de "Super Mario" jura su cargo
Italy

Tras la dimisión del Primer Ministro Giuseppe Conte, Italia espera un gobierno de unidad nacional. Este gobierno se constituye para sacar al país de la crisis actual hasta las próximas elecciones ordinarias de 2023. Desde que el presidente Sergio Mattarella había encargado a Mario Draghi la formación de un nuevo gobierno, se han puesto de manifiesto varios "efectos Draghi": el diferencial se ha situado en 90 con tendencia a la baja y, en muy poco tiempo, había apoyos para este nuevo gobierno desde todas las direcciones políticas. Las expectativas en el país y en el extranjero para "Super Mario" son altas.

Mario Draghi está considerado al nivel mundual como una de las personalidades más influyentes y respetadas de Italia. Este hecho también está teniendo un efecto dentro de Italia. Muchos parlamentarios que en otras circunstancias estarían clamando por nuevas elecciones han sido convencidos por Mattarella y Draghi en muy poco tiempo de que sería irresponsable en la situación actual disolver las cámaras y luego tambalearse por la crisis durante algo menos de cinco meses con un gobierno cuyos poderes están limitados hasta que esté listo un nuevo gobierno. El llamamiento de Draghi "La unidad no es ahora una opción, sino un deber" ha causado efectos. La semana pasada, tras las conversaciones exploratorias, casi todos los cargos electos de ambas cámaras del parlamento italiano declararon su apoyo a un gobierno de Draghi por encima de las líneas de partido, mucho más allá de la "maggioranza Ursula". Como resultado, el nuevo gobierno, que se enfrentará a un voto de confianza en la Cámara de Diputados y el Senado a finales de esta semana, podría alcanzar los que probablemente sean los mejores índices de aprobación de la historia de la República Italiana.

De superhéroe financiero a jefe de gobierno

El profesor universitario Mario Draghi es una garantía para muchos por sus redes profesionales y su experiencia. A su designación como presidente del Banco de Italia en 2005 le siguieron otros cargos destacados, como la pertenencia al Consejo de Estabilidad Financiera (CEF) desde 2009, así como al Consejo de Gobierno y al Comité Ejecutivo del BCE o al Consejo de Administración del Banco de Pagos Internacionales, antes de convertirse en presidente del CEF. Draghi también ha sido director ejecutivo por Italia en el Banco Mundial y el Banco Asiático de Desarrollo y es miembro del Grupo de los Treinta. Entre 2011 y 2019, dirigió las fortunas del Banco Central Europeo donde. Además le criticaron mucho por sus política de intereses mínimos. Dejó atrás una Eurozona rescatada pero fragmentada. De la crisis del euro, se le recuerda por su frase "lo que haga falta" para salvar la moneda de la Unión. Ahora, lo que sea necesario para Italia, sacudida por la pandemia. También es necesario actuar con rapidez: antes de abril, el nuevo gobierno del experto financiero debe solicitar el dinero de la UE del fondo de reconstrucción. Italia dispondría entonces de unos 200.000 millones de euros. Mucho dinero para afrontar el futuro post-pandémico. La transformación digital, pero también la transición hacia un futuro orientado a la ecología, constituyen el marco para ello.

La tarea actual es poner a disposición nuevas ayudas a las empresas del país, también con el objetivo de contrarrestar de la mejor manera posible una ola de despidos, lo que actualmente todavía está frenado por la congelación de despidos. Todo ello en medio de la pandemia en curso y del retraso en la vacunación. Uno de los mayores retos de Draghi será seguir reuniendo a los diferentes movimientos políticos en este gobierno de unidad nacional sin tener que hacer demasiadas concesiones. Para poder aplicar su programa de gobierno sin mayores obstáculos, Draghi está planeando, como ha informado el Corriere della Sera, un acuerdo entre todos los partidos implicados en el gobierno. Esta "moratoria gubernamental" tiene como objetivo evitar que las medidas gubernamentales necesarias sean rechazadas en el parlamento. Se duda si esta gobernación sostenga hasta las próximas elecciones ordinarias de 2023. Por ejemplo, el ex primer ministro y jefe de la conservadora Forza Italia, Silvio Berlusconi, subrayó que el gobierno "estará en funciones mientras sea necesario".    

Christian Concu es un antiguo becario de la Fundación Friedrich-Naumann para la Libertad.