África Occidental
La UE Y África fortalecen el diálogo, imbuido de legitimidad democrática

Guinea-Conakry, con las mayores reservas de bauxita del mundo, a la espera de un gobierno de transición. Un africano de cada dos piensa en el futuro afuera de su país
Visiting Program
Visiting Program © Atalayar & FNF Madrid

La Unión Europea y África se enfrentan a desafíos comunes en una responsabilidad compartida. Una delegación africana, encabezada por jóvenes promesas de Costa de Marfil, Senegal y Guinea Conakry, recién llegada de Bruselas en estos días, ha advertido a esta corresponsal del papel esencial que juega Europa, a la hora de reforzar una coparticipación más estrecha en materia del flujo regular migratorio; la urgente necesidad de una producción local, que reduzca el nivel de las importaciones; sin obviar la imperiosa transformación digital y el uso de la formación cualificada de la diáspora africana para transmitir conocimiento en una cooperación vis a vis.

Gracias a la ayuda de la Fundación alemana por la Libertad, Friedrich Naumann, la ronda de negociaciones en la capital belga ha reforzado aspectos positivos como la lucha por alcanzar una buena gobernanza y el intercambio “de igual a igual” en los diálogos de la reunión bilateral, lo que ha permitido observar un acertado cambio de paradigma: la homogeneidad de las soluciones a los problemas africanos, rechazando el criterio de paternalismo sobre el que anteriormente, descansaba.

Nadia Nahman
Nadia Nahman © Atalayar & FNF Madrid

Según el Director Regional de Friedrich Naumann en África Occidental, Joachim Holden, la citada fundación alemana apuesta por una colaboración más ambiciosa con los socios africanos, “un nuevo enfoque para la cooperación interregional en el Mediterráneo, por lo que la percepción del continente africano tiene que cambiar”. Hacer hincapié en abordar la posibilidad de progreso en su lucha contra la corrupción y minimizar sus aspectos negativos como la inestabilidad política o la difusión de anuncios con niños que fallecen de inanición es un propósito inaplazable porque “África es mucho más y el mundo tiene que ser testigo del cambio”.

La delegación africana ha estado conformada por representantes de los sectores político, social y cultural de Senegal (Mamadou Lamine, Moussa Amadou Sow y Tafsir Thioye); Guinea-Conakry (Nadia Nahman y El Hadj Thierno Moussa DIALLO) y Costa de Marfil ( Soumahoro Yaya y Philippe Michel Kragne Behibro), quienes han intervenido en todo un programa de eventos con organismos públicos, universidades y miembros de la sociedad civil, así como visitas institucionales (Servicio Europeo de Acción Exterior (SEAE), con la idea fortalecer las relaciones entre ambos continentes.

Visiting Program
Odilia Abreu at the Visiting Program held in Madrid in October 2021 © Atalayar & FNF Madrid

Nadia Nahman, Jefa de Gabinete y portavoz del presidente de la Unión de Fuerzas Democráticas de Guinea (UFDG), Cellou Dalein Diallo, en una entrevista concedida a esta periodista, ha garantizado que “la idea de una corresponsabilidad conjunta en la elaboración de acuerdos mutuos entre ambas Regiones es el nuevo enfoque de la UE”, lo que ha provocado un cambio de paradigma, aceptado con esperanza por parte de esta delegación”.

La que fuera portavoz del ex primer Ministro durante las elecciones presidenciales de octubre de 2015 y Secretaria General de la Sección de la UFDG de Estrasburgo, Nadia Nahman ha declarado que la evolución política, aunque frágil en Conakry es una realidad palpable, peculiar coyuntura en la que "Cellou Dalein representa la única alternativa real al sistema actual". Igualmente, ha asegurado que la población africana comienza a acusar un sentimiento antifrancés y que son, cada vez menos, los estudiantes africanos que perciben a Europa como su gran futuro. “Europa no resulta tan atractiva ya; no es que rechacen lo francés, pero sí a los políticos que han provocado la herencia colonial”.

Visiting Program
Participant at the Visiting Program © Atalayar & FNF Madrid

Para Nahman, comprometida en su lucha contra la inmigración ilegal, Guinea ConaKry protagoniza singulares circunstancias, que se van consolidando, tras el golpe de Estado perpetrado el pasado 5 de Septiembre. La situación de desorden político es calificada de “tranquila, y recibida con alegría de parte de la ciudadanía, con expectativas de que la transición permita una vuelta al orden constitucional, tan anhelado para la población”. “La sociedad europea tiene un papel esencial que ejecutar, más de lo que pueda imaginar”, ha asegurado Nahman.

Así las cosas, el tema de la búsqueda del futuro afuera es propio de una mayoría de inmigrantes con 25 años y que constituyen el pilar del futuro de un país. El continente africano sobrelleva el sufrimiento moral de los jóvenes que escapan por razones de persecución religiosa o política. “Un joven de cada dos estima que el futuro está afuera de su propia nación”, ha apuntado Nahman.

En 2018, por lo visto, Guinea Conakry recaudó la cifra de 344 millones de dólares gracias a la explotación de bauxita. Una tercera parte de las reservas de este mineral (materia prima para la fabricación de aluminio) en el mundo es de dominio estratégico del país y lamentablemente, Guinea no aprovecha la riqueza del subsuelo, “precisamente, por acusar el grave problema de gobernanza”. De ahí que Nahman muestre entusiasmo ante la ronda de reuniones bilaterales celebrada en Bélgica, en el seno de una UE, dispuesta a ayudar en términos de procesos electorales en marcha.

Visiting Program
Participant at Visiting Program held in Madrid in October 2021 © Atalayar & FNF Madrid

Como se sabe, el pasado 5 de Septiembre, los militares en Guinea Conakry tomaron las armas para emprender una consulta nacional, abocada a una transición abierta y pacífica como un gran desafío Las fuerzas especiales del Ejército, dirigidas por el Coronel Mamady Doumbouya, pudieran haber abierto el camino para hablar de un posible cambio, en el mejor de los sentidos y de la manera más rápida posible, aunque incierta. Se podría volver al orden constitucional y consolidar los logros que bien pudieran acceder a la convocatoria de elecciones inclusivas, libres y transparentes. “La toma de decisiones europeas nos ha tranquilizado, el golpe de estado cierra las puertas a un día a día de sufrimiento; No hay que subestimar el papel español en este contexto”, ha dicho Nadia Nahman.

La especialista en Derechos Humanos, Nadia Nahman ha concluido la entrevista, aludiendo al caso de Malí, que no puede ejercer su soberanía, dado que los terroristas se funden en la masa civil. “Son jóvenes vulnerables, sin estudios, sin perspectiva, los que se suponen que conforman el futuro de un país, precisamente aquellos que facilitan su reclutamiento y la proliferación de grupos armados”.