Cátedra Theodor Heuss
La importancia de comprender la interculturalidad en un ambiente global

Vanessa Mardueño | Alumni Cátedra Theodor Heuss | Estudiante de Negocios Internacionales
catedra-theodor-heuss-10.02.20-14.02.20

©

Hola, mi nombre es Vanessa Mardueño, tengo 20 años y estoy estudiando Negocios Internacionales. Durante mi tiempo en la universidad he tenido la oportunidad de conocer y convivir con personas de distintas culturas, ya que cada semestre llegan nuevos estudiantes de intercambio al campus para continuar con sus estudios: principalmente europeos y latinoamericanos.

Gracias a la cátedra Theodor Heuss aprendí sobre la teoría de Geert Hofstede e, investigando por internet, encontré́ con una página en donde se pueden consultar cada una de sus dimensiones culturales de varios países. Esto me parece una herramienta muy confiable y con una sólida base científica para conocer determinados aspectos del comportamiento de las personas que se identifican o pertenecen a cierta cultura, contrario al contenido encontrado en ciertos blogs, que en muchas ocasiones muestran únicamente estereotipos o simples suposiciones.

Una de las seis dimensiones según Hofstede, es la uncertainty avoidance que clasifica el comportamiento de las naciones al lidiar con un futuro incierto o a la improvisación de las cosas. De acuerdo con esta dimensión, el comportamiento de los individuos se ve afectado de tal manera que una nación con poca tolerancia a la incertidumbre, como en el caso de Alemania, tiende a tener una inclinación hacia la planificación y la organización, sabiendo qué es lo que van a hacer y qué esperan de ello. Caso contrario es el de México, en dónde la percepción del tiempo tiende a ser más “relajada” y se tienden a improvisar o posponer las cosas con la expresión “ahorita” que comprende un tiempo indefinido en el que algo puede ocurrir en minutos o en nunca.

Algo similar sucede con el modelo de Lewis, un análisis del comportamiento de distintas culturas para comprender cómo interactúan, clasificándolas en tres grupos: activos lineales, multi-activos y reactivos. Alemania se encuentra en el primer segmento: una nación que planifica, programa, organiza y hacen una cosa a la vez. México se encuentra en la segunda categoría: personas alegres, locuaces y planeando las prioridades dependiendo de su importancia, independientemente del tiempo que pueda tomarles, tal como se mencionaba anteriormente.

Personalmente, recomendaría esta cátedra a aquellas personas interesadas en indagar sobre lo que nos une y nos hace diferentes como personas en un ambiente global. Nos alienta a liberarnos de prejuicios y en especial, conocer cómo es que pueden cambiar las cosas entre culturas, comprender más a fondo la comunicación intercultural y su efecto en diversas situaciones: tanto en el trabajo, como en el ámbito académico o en nuestra vida personal.