Diálogo Mediterráneo
Islas Canarias: ¿Primera parada o destino final para los migrantes de Árica?

Salvamento

Una nueva crisis se suma al escenario COVID

La gestión por parte del gobierno central ha generado una ola de descontento en las administraciones locales, debido a la improvisación de soluciones que pasaban por la reubicación de personas migrantes en unidades hoteleras; nuevos campamentos instalados en Gran Canaria y el traslado de algunos migrantes en vuelos hacia la Península; sin conocimiento previo por parte de las autoridades correspondientes. No obstante, dichas soluciones no han sido suficientes para apaciguar los ánimos en el territorio insular.

El Gobierno de Canarias y los ayuntamientos locales exigen un incremento en el número de derivaciones a la Península y el establecimiento de cuotas de repartición con otras comunidades autónomas para distribuir las personas migrantes. En la mesa se sigue barajando la opción de repatriación para los miles de migrantes que arribaron al territorio insular español.

El inicio de 2021 no parece muy esperanzador. A la presión migratoria se suman ahora una serie de protestas contra las personas migrantes, a las que se acusa de ser perjudiciales para el sector turístico y de ser responsables por el aumento de la criminalidad. Esta situación ha generado un auge del discurso xenófobo en el ámbito social y el aumento de ataques hacia personas migrantes.

Esta situación tiene lugar cuando el International Centre for Migration Policy Development (ICMPD) alerta en su publicación “Migration Outllook 2021- Seven Things to look out for 2021” para un cambio inminente en las rutas migratorias hacia Europa, destacando el crecimiento exponencial de la Ruta de África Occidental (a las Islas Canarias).

Propuestas liberales, una salida a la crisis migratoria

El Grupo Parlamentario Ciudadanos en el Congreso ha presentado una propuesta para “el establecimiento de un Plan de Contingencia con medidas en materia de control de la inmigración irregular”.

El partido liberal español ha destacado la urgencia de establecer una coordinación eficiente entre los diferentes Ministerios para poder contener y afrontar la crisis migratoria que se está viviendo en Canarias; el refuerzo de las relaciones diplomáticas con el Reino de Marruecos y el establecimiento de un plan de cooperación coordinado entre ambos países; el refuerzo del personal de FRONTEX para ayudar en la contención de llegadas a las islas; el incremento del número de efectivos de Policía Nacional y Guardia Civil en las islas; y la activación del Sistema Integrado de Vigilancia Exterior (SIVE), entre otras.

En la última sesión del Congreso de los Diputados, Pablo Cambronero, en representación de Ciudadanos ha exigido “la creación de protocolos “serios y firmes” que doten de protección y seguridad a los agentes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, así como, a todas aquellas personas que están implicados en la recepción, custodia y traslado de los migrantes llegados en pateras.

El diputado nacional, especialista en materia de seguridad, recuerda que es fundamental reforzar los convenios con los países de tránsito y de origen, así como la puesta en marcha de estrategias efectivas de combate a las mafias que se dedican al tráfico de seres humanos.