SMART CITIES
Construyendo ciudades inteligentes

El impacto de la Red de Ciudades Inteligentes
smart cities
© Canva

Las ciudades cada vez más se convierten en nodos de activación social, económica y en actores principales para mitigar los efectos negativos del cambio climático y la desigualdad. Hablar de ciudades inteligentes no sólo es hablar de políticas de movilidad o accesibilidad a servicios, es hablar de ciudades resilientes en términos ambientales, con una plena transparencia en su gobierno y con una cultura del emprendimiento.

En ese sentido, la digitalización se ha convertido en un componente esencial para la transformación de cualquier metrópoli en una ciudad inteligente, no sin antes estar acompañada de voluntad política y un liderazgo abierto a la implementación de herramientas tecnológicas.

Desde 2017, la Fundación Friedrich Naumann para la Libertad (FNF) trabaja para impulsar y dialogar sobre el tema a través de su Red de Ciudades Inteligentes México-Centroamérica. Actualmente, se han sumado 14 miembros que, a través de bootcamps virtuales, encuentros presenciales y una cumbre anual de ciudades inteligentes, han alcanzado avances tangibles en cada una de sus localidades.

Un ejemplo de ello es Tecate (Guadalajara, México), ciudad que ha participado en todos los programas de Ciudades Inteligentes de la Fundación y que ha visto avances en la evaluación de su localidad. Integrante desde hace un año del Programa de Desarrollo Urbano de Población bajo la aprobación del cabildo y publicado en el Periódico Oficial del Estado de Guadalajara el 26 de octubre de 2021, el municipio ha implementado las recomendaciones del Manual de Ciudades Inteligentes de la Fundación, logrando pasar de un plan donde cumplía únicamente con el 30% de las medidas sugeridas, a la aplicación de un diseño para llegar al 100% de las sugerencias.

Como han señalado los aliados de la Red en Tecate, “las ciudades del noreste de México deben entender que su responsabilidad y velocidad deben acrecentarse por su posición geográfica estratégica en materia de intercambio económico y migración. La mejor preparación para ello es apostar por una verdadera inteligencia territorial y gubernamental”.

En un caso similar, para el municipio de San José en Costa Rica, formar parte de la Red ha significado diversas herramientas que, a través de la implementación de proyectos específicos y mejoras en su regulación, les ha permitido dirigir su agenda municipal hacia la transformación, poco a poco, en una ciudad inteligente.

De esta forma, la oportunidad de conocer e intercambiar las experiencias, aprendizajes y herramientas entre los miembros de la Red de Ciudades Inteligentes México-Centroamérica fomenta el diálogo directo y permanente para potenciar cambios con impacto en la región.