#femaleforward
Mujeres argentinas que inspiran: María José Romano Boscarino

En el marco de la campaña #femaleforward, María José nos cuenta sobre que significa para ella la Libertad, y responde cuales son los desafíos que tuvo que superar y sus expectativas a futuro.
boscarino7

Licenciada en Economía y Magister en Políticas Públicas,  actualmente Directora General de Estrategias Educativas en el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Responsable del área de Política y Gestión Pública de la Fundación Federalismo y Libertad y Docente de Políticas Públicas de la Maestría en Economía y Ciencias Políticas del Instituto Universitario ESEADE.

¿Qué valores representan para vos la libertad?

La libertad es un valor en sí mismo. Es la razón de ser del liberalismo. Además, el individualismo como una forma de concebir a la sociedad, la tolerancia, la paz, la responsabilidad, el control del poder del Estado y la defensa del Estado de Derecho.
Ellos son fundamentales para vivir en una sociedad abierta y de progreso.

boscarino 3

¿Cómo influyeron esos valores en tu carrera?

Estos valores fueron el móvil a través del cual decidí involucrarme en política y más concretamente en la gestión pública, pero también en el mundo académico.
Primero forjaron mi vocación, luego guiaron mis elecciones y convicciones profesionales y laborales.
Estoy convencida de la necesidad de contar con cada vez más funcionarios públicos que defiendan y lleven la bandera de estos valores, pero con una mirada práctica, real, seria, que permita transformar ideales en hechos concretos para poder avanzar hacia una sociedad de progreso. Esto último requiere del entendimiento del funcionamiento del sistema político y social y la complejidad de sus actores, de la importancia de saber que implica el diseño, implementación y evaluación de las políticas públicas en ese contexto, y la importancia de la cercanía con la sociedad, sus problemas y realidades.

boscarino6

¿Qué desafíos tuviste que enfrentar y cómo los superaste?

A lo largo de mi vida y carrera profesional tuve que afrontar distintos desafíos. Todos, en mayor o menor medida, representaron un enorme aprendizaje. Si tuviera que elegir los más importantes sería los tres que menciono a continuación.

En primer lugar, el desarraigo. Al vivir en una provincia en la que no tenía la posibilidad de crecer y desarrollarme profesionalmente, tuve que migrar. Primero al exterior y luego a la capital del país, dejando a familiares, amigos, costumbres... Con esto uno aprende a vivir, aunque no podría decir que es un reto superado. De hecho, esta realidad también en parte reforzó mi vocación por lo público y hoy más que nunca estoy convencida de que mi provincia, Tucumán, puede y debe cambiar para mejorar la calidad de vida de sus habitantes, para que otros no tengan que migrar como yo lo hice y encuentren formas de progresar en su lugar de origen. Hoy, después de las vivencias y experiencias adquiridas, en otra jurisdicción donde esto es posible, me he propuesto trabajar para ser parte de esa transformación.

Por otro lado, también significó un reto la superación del dogma para no caer en la frustración que me impidiera continuar por el camino de la función pública que estaba eligiendo. Había aprendido del liberalismo en los libros, ahora era momento de salir al mundo real. Para ello, sin dejar de lado los ideales, entendí que debía ser más pragmática ante los escenarios complejos que me tocaba afrontar y ocupar aquellos lugares que me permitieran de a poco influir positivamente en mi entorno laboral pero también de cara a las decisiones que tienen impacto en la sociedad.

Finalmente, el desafío de ser mujer en un mundo donde todavía las oportunidades y el crecimiento profesional no son posibles de la misma manera para todos. Como creo profundamente en la meritocracia y en el individuo, simplemente continué esforzándome y trabajando. Mi carta de presentación siempre fue mi esfuerzo, compromiso y dedicación y tuve la suerte de poder encontrar espacios que lo valoraron sin que mi condición de mujer fuera un obstáculo.

boscarino 2